728x90 AdSpace

  • Actualidad

    lunes, 5 de diciembre de 2016

    ¿Despierta un supervolcán?

    En la actualidad se sabe que a través de las fosas oceánicas emerge magma desde el interior de la Tierra,  con lo que se va formando nuevo suelo oceánico casi ininterrumpidamente, algo que haría que Tierra fuera cada vez más grande si sucediera sin compensación. Sin embargo esto no es así, puesto que por el otro flanco la vieja corteza oceánica se sumerge bajo los continentes o bajo las placas, lo que se llama zonas de subducción. En estas zonas toda la tectónica terrestre es muy inestable lo que da lugar a frecuentes erupciones volcánicas y terremotos. La mayoría de los 1350 volcanes activos que existen en la Tierra se encuentran efectivamente sobre los márgenes de las placas continentales.

    Cuando el magma emerge se liberan gases que generan una presión desde el interior, los gases tienden a subir pudiendo hacer explotar el cráter y la chimenea volcánica. El grado de violencia de una erupción volcánica no depende sólo de cuanta materia expulsa sino que naturalmente también depende de su forma y constitución y de cuántas personas habitan los entornos. Un ejemplo lo tenemos en el volcán colombiano Nevado del Ruiz, que tras una erupción en Noviembre de 1985 mató a 25.000 personas, a pesar de que la erupción fue pequeña. Sin embargo esta provocó un alud de barro que sepultó a poblaciones y ciudades enteras.

    ¿Pero qué sabe la humanidad sobre las grandes erupciones volcánicas provocadas por los supervolcanes, y sobre las que podrían volver a repetirse? El periódico alemán Spiegel Online de 2008 publicó lo siguiente: “Los supervolcanes constituyen la catástrofe natural más poderosa y violenta. Una erupción puede ser tan destructiva como la colisión de un meteorito con la Tierra.” Ciertamente un supervolcán puede expulsar más de 750 Km cúbicos de material rocoso a la superficie terrestre, y existen 4 sitios donde ya han tenido lugar esos supervolcanes que son de una dimensión gigantesca: Yellowstone en EEUU, Long Valley en California, el Toba en Sumatra y el Taupo en la isla norte de Nueva Zelanda.

    Por ejemplo el volcán de Yellowstone tiene una cámara de Magma que abarca 60 km de longitud, 40 Km de anchura y 10 Km de altura, donde caben 24.000 Km. cúbicos de magma. Si entrara en erupción, en un radio de 200 Km. no llegaría la luz del sol, y caería una capa de medio metro de ceniza en 300 Km. a la redonda, además de que la temperatura a nivel mundial descendería entre 4 y 10 grados. Una catástrofe natural de dimensiones gigantescas que podría tener lugar en el plazo de años o decenios.

    Pero no existen supervolcanes sólo en Estados Unidos, también los hay en Europa. La publicación FOCUS Online cuestionaba lo siguiente en 2006: “¿Despierta un supervolcán? Los datos del satélite de observación de la Tierra EADS NV SAT, de la agencia espacial europea han comprobado que el suelo en torno a la región volcánica de Nápoles ha ascendió unos 2.8 cm. La última erupción esta fechada en el 1538, y actualmente vuelve a haber señales de una nueva actividad volcánica.”

    Ana Sáez Ramirez (45.271.959 R)
    Del programa: “Terremotos y volcanes. La Tierra vive”
    www.radio-santec.com
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: ¿Despierta un supervolcán? Rating: 5 Reviewed By: Extremadura Digital
    TOP