728x90 AdSpace

  • Actualidad

    domingo, 1 de febrero de 2015

    El gran enigma de Tartessos

    Eran los fenicios un pueblo de una organización social, mercantil y cultural muy avanzada en el contexto de aquella época. Lamentablemente había rémoras y lastres pues se mercadeaba con esclavos y la división del trabajo era, por calificarla suavemente, benévola en relación con las prácticas de sus sanguinarios vecinos.

    Sin más recursos propios que una portentosa imaginación y originales procedimientos cambiarios que iban desde el simple trueque, hasta la acaparación de productos estratégicos para promover, el que probablemente sea el más antiguo mercado de futuros, llevaron hasta el stajanovismo su vocación marinera y comercial solapadas en un destino prácticamente inevitable habida cuenta de su asfixiante orografía que los impelía a ser audaces exploradores y marinos entre los mejores.

    Los emporios comerciales de Tiro, Sidon y Byblos no distaban más de sesenta kilómetros de los montes de Líbano y al otro lado, en el fértil valle de la Bekaa siempre estaban las sorpresas agazapadas. Cuando no eran los hititas, eran los crueles asirios o los persas, siempre había algún belicoso invasor dispuesto a perturbar la paz de estos esforzados mercaderes. Por ello, se dotaron de estratégicas fortalezas en dichas ciudades a las que prácticamente convertían en inexpugnables. Hasta que llegó Alejandro Magno con su ingenio incomparable… Pero ese es otro tema. Este reino ocupaba una vasta extensión que abarcaba desde lo que hoy es el Algarve portugués hasta la actual Almería.

    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: El gran enigma de Tartessos Rating: 5 Reviewed By: Extremadura Digital
    TOP