728x90 AdSpace

  • Actualidad

    martes, 2 de diciembre de 2014

    Bill Cosby y sus escándalos sexuales

    Con el paso de los días, el escándalo en torno a las acusaciones por presuntos abusos sexuales vertidas por varias mujeres contra el cómico estadounidense Bill Cosby no deja de crecer.
     

    Esta semana la exmodelo y presentadora Janice Dickinson, se sumó a la docena de mujeres que han asegurado haber sido asaltadas por Cosby, a quien acusan de haberlas drogado y violado en incidentes que en algunos casos se remontan a los años 70.

    Dickinson dijo que los hechos sucedieron en 1982 en el lago Tahoe, en California, después de que el actor la invitara a un hotel en el que el intérprete estaba realizando una de sus actuaciones.

    Según contó a medios estadounidenses, quiso incluir este episodio en las memorias que publicó en 2002, aunque al final no lo hizo por las presiones que recibió de los abogados de Cosby y de la editorial que publicó el libro.

    El caso de Cosby ha sido comparado por algunos medios estadounidenses con el del director Woody Allen -acusado de haber abusado de su hija, sin que nunca fuera enjuiciado por ello- o el del realizador de origen polaco Roman Polanski, quien hace décadas que no regresa a EE.UU. ya que la justicia de ese país los busca por haber mantenido relaciones sexuales con una menor de 13 años.

    Cuando la muerte venga a buscarlo, en el imaginario popular quedará el retrato simpático del padre de familia, del hombre templado, del paciente. Pero fuera de cámara, Bill Cosby era un tipo de carácter irascible y un mujeriego de primera magnitud.

    En la biografía que acaba de ver la luz sobre el comediante de 77 años, publicada por Simon & Schuster, hay denuncias de agresión y acoso sexual por parte de varias mujeres que tuvieron que ver con Cosby y que guardaron silencio durante años, lo mismo que la amante con la que tuvo una hija en secreto y que consiguió mantener alejada de los medios a cambio de dinero.

    Es una historia llena de altos y bajos recogida por Mark Whitaker, autor de "Cosby: His Life and Times", desde los inicios en una barriada pobre de Philadelphia hasta el imperio millonario que logró construir con su programa de televisión, "El show de Bill Cosby" y una extensa carrera en el mundo del entretenimiento.

    Parte de ese cambio tan brusco es lo que el autor atribuye a su gusto por las grandes fiestas y su amor por los excesos. Junto a Hugh Hefner, el amo y señor de Playboy, con su revista, sus conejitas y su célebre mansión en las colinas de Beverly Hills, hizo correr el alcohol mientras la mujer del comediante, Camille Olivia Hanks, se quedaba en la tranquilidad de su casa, ajena a ese mundo.

    Así fue hasta que Shawn Berkes, una mujer a la que conoció Cosby en una fiesta en Las Vegas, comenzó a extorsionar al actor y productor para mantener a la que presuntamente era la hija de ese 'affaire', Autumn. Al final salió a la luz pública el escándalo, lo que obligó a Cosby a implorar clemencia a su mujer.

    El escabroso asunto terminó con Autumn Jackson en prisión durante 26 meses por los intentos ilícitos de sacarle dinero a la estrella de Hollywood. Hasta 40 millones de dólares llegó a reclamar. Claro que Cosby tenía eso y mucho más, ganando en aquel entonces un millón de dólares al año, una fortuna considerable que le permitió tener una mansión en Beverly Hills conocida como 'The Cosby Hilton'.

    Aquella propiedad, valorada entonces en medio millón de dólares, tenía un considerable equipo de empleados a su servicio para mantenerla, con 31 habitaciones que disfrutaban sus amigos de forma constante, y un garaje con la amplitud suficiente como para soportar una llamativa colección de vehículos de lujo.

    Cosby llegó a tener un Ferrari, un Cadillac, un Mercedes 600 descapotable y un Aston Martin del 34, un sueño impensable para un hombre que creció en un bloque de viviendas de protección oficial, rodeado de drogas y delincuencia en su Philadelphia natal.

    Sabía que no podía con los estudios ni con el deporte, sin salida como atleta profesional. Así que optó por su don natural, el de la comedia, combinando su interés por el jazz con actuaciones en locales de Greenwich Village en Manhattan.

    En uno de sus conciertos en Washington, conoció a la que sería la madre de sus cinco hijos. Al principio, Hanks no quería saber nada del ímpetu de Cosby, que le propuso matrimonio a las dos semanas de conocerla. Pero con voluntad y devoción a la religión católica a través de un curso que le solicitaron sus futuros suegros, logró su cometido, viajando cada semana desde Nueva York hasta la capital durante meses.

    Sin embargo, su destino estaba en la otra costa, donde consiguió figurar varias veces en televisión como comediante. La aparición del actor Robert Culp poco después fue determinante para que su carrera diera el salto definitivo hacia el dinero y la fama.

    Él fue quien le metió en "I Spy", convertido en el primer actor afroamericano en protagonizar una serie de televisión. Fueron los años previos a "El show de Bill Cosby", a las fiestas en la mansión Playboy cuando su mujer ya se había mudado a la costa Este, a Massachusetts, convencidos de que era mejor para la familia.

    Pero el dinero no pudo evitar las tragedias, los problemas de droga de su hija Erinn con 14 años y la muerte de su único hijo varón, Ennis, asesinado mientras cambiaba una rueda en una autopista de Los Angeles en 1997. No todo han sido risas en la vida de un hombre afable en pantalla como Bill Cosby.
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Bill Cosby y sus escándalos sexuales Rating: 5 Reviewed By: Extremadura Digital
    TOP