728x90 AdSpace

  • Actualidad

    jueves, 28 de febrero de 2013

    Entre Castillos y Encinas

    Castillo de la Encomienda © Turespaña
    Al sur de Extremadura se halla una extensa comarca de dehesas y sierras que albergan un conjunto de pueblos y ciudades con mucha historia. En torno al siglo XIII, esta tierra pasó de musulmanes a cristianos. Las fortalezas que habían construido los primeros fueron ampliadas y renovadas por los caballeros de las órdenes militares del Temple y de Santiago, los nuevos dueños de estas tierras.

    El punto de partida de esta ruta, que puede completarse en un fin de semana (son unos 160 kilómetros en total), es la ciudad de Zafra. Puerta de entrada a las sierras del sur de Badajoz, en ella destaca su diseño urbano, organizado en torno a las plazas Chica y Grande, de origen medieval.

    Conserva tres puertas de las murallas medievales, así como el Alcázar-palacio de los Duques de Feria, gótico-renacentista (siglos XV-XVI), actual Parador Nacional de Turismo. También merece la pena visitar el convento de Santa Clara (siglos XVI-XVII) y la iglesia colegiata de la Candelaria (siglo XV).
    La siguiente parada de nuestra ruta es Fuente de Cantos, a 26 kilómetros, y llegaremos a ella a través de la A-66 (Autovía de la Plata). Es la villa natal del pintor barroco Francisco de Zurbarán y entre sus monumentos destaca la iglesia de Nuestra Señora de la Granada (siglo XV).

    Una carretera local nos lleva a Montemolín, donde se encuentran los restos del primer castillo que se visita en esta ruta. De origen almohade (siglo XII), fue renovado por los caballeros de la Orden de Santiago tras la Reconquista (siglo XIII). A poco más de 10 kilómetros se encuentra Calera de León, en el corazón de la sierra de Tentudía. Allí se alza el imponente Conventual de Santiago (siglo XV), convento residencia de los freires santiaguistas propietarios del Monasterio de Tentudía. Éste se halla a unos pocos kilómetros, en la cumbre del pico de Tentudía (el más elevado de la provincia de Badajoz). Fundado en el siglo XIII, destaca su claustro mudéjar (siglo XVI).

    A continuación, nos dirigiremos hacia Cabeza la Vaca (8 kilómetros), con su arquitectura popular serrana y la antigua Plaza de Toros (siglo XVIII), y a Segura de León (a alrededor de otros 8 kilómetros), con su imponente castillo de la Orden de Santiago (siglo XV). Una carretera local nos conduce a Fuentes de León, que se encuentra a unos 6 kilómetros entre amplias dehesas y montes. En medio de esos parajes se alzan los restos del Castillo del Cuerno, de origen musulmán y reformado por las órdenes del Temple y Santiago (siglos IX-XIV).

    Volvemos atrás, a Segura de León, para encaminarnos ahora hacia Fregenal de la Sierra (20 kilómetros), donde nos espera otro espléndido castillo, esta vez de origen árabe y donado a los caballeros templarios (siglo XIII). Conserva sus primitivas siete torres que, junto a la iglesia de Santa María y a la plaza de toros, forma un conjunto arquitectónico muy pintoresco.

    Seguimos nuestra ruta. Tras unos 23 kilómetros por la N-430, llegaremos a Jerez de los Caballeros, villa que debe su nombre a los caballeros de la Orden del Temple. Ellos consolidaron la alcazaba de origen andalusí heredada tras la Reconquista (siglo XIII) y construyeron el recinto amurallado que protegía la ciudad. Entre sus muchos edificios monumentales, cabe citar la iglesia de San Bartolomé (siglos XV-XVIII), la ermita de San Benito y la Plaza de Toros.

    Castillo de Burguillos del Cerro © Turespaña

    Nos faltan dos visitas para completar la ruta: Burguillos del Cerro, notable conjunto histórico-artístico, situado a 17 kilómetros, está presidido por su castillo de origen árabe, que fue renovado por los caballeros templarios (siglos XIII-XV); y Valencia del Ventoso, a la que llegaremos tras circular unos 20 kilómetros por una carretera local. Esta villa perteneció a la Orden de Santiago y en ella sobresale la llamada Casa Fuerte, palacio fortificado de los siglos XV-XVI, sede de una antigua encomienda de dicha orden.
    Durante toda la ruta podremos disfrutar de la sabrosa gastronomía de Extremadura: en sus amplias dehesas de encinares de la zona pastan los cerdos ibéricos que darán lugar a toda una serie de productos cárnicos y embutidos de reputada calidad.
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Entre Castillos y Encinas Rating: 5 Reviewed By: Extremadura Digital
    TOP