728x90 AdSpace

  • Actualidad

    jueves, 17 de enero de 2013

    El Bin Laden del norte de África

    Mojtar Belmojtar es terrorista, traficante, comerciante y, a veces, reparte el botín con los vecinos

    El responsable del ataque ayer a una planta de gas en Argelia y de la captura de un importante grupo de rehenes extranjeros es Mojtar Belmojtar. Este argelino es conocido como el «Emir del Desierto» y ha estado al frente de los principales golpes que ha dado en la última década la más importante banda terrorista de la región del Magreb y el Sahel, Al Qaida del Magreb Islámico (AQMI).

    Belmojtar nació el 1 de junio de 1972 en Ghardaia (Argelia), según los datos que constaban en su ficha de Interpol. Es uno de los terroristas más activos e importantes que siguieron la transición del Grupos Islámico Armado (GIA) al Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC) y, por fin, su nueva denominación de AQMI para conmemorar el quinto aniversario de los ataques sobre las Torres Gemelas en Nueva York.

    Con solo 19 años se formó en técnicas de guerra, yihadismo y terrorismo en campos de entrenamiento de los talibanes en Afganistán antes de regresar a principios de la década de los noventa del siglo pasado a la convulsa Argelia.
    Años más tarde logró hacerse fuerte en el norte de Malí, coincidiendo con la extensión de los tentáculos de la banda antes de convertirse en la franquicia regional de Bin Laden en el Magreb y el Sahel. En 2007 fue condenado a muerte en ausencia por un tribunal argelino.
    Belmojtar es, en esencia, un terrorista, pero también un traficante, un hombre de negocios, un oportunista conseguidor y hasta una especie de organización no gubernamental que ayuda a la desasistida población local, eso sí, a cambio de connivencia y silencio.

    Era visto como una especie de Robin Hood que compartía con los habitantes parte de los botines y rescates obtenidos o las ganancias de esos diversos tráficos como el tabaco (también es conocido como Mister Marlboro), armas, drogas o vehículos.
    Fue uno de los que organizó y perpetró en 2003 el primer gran secuestro de extranjeros en la zona. Entre febrero y marzo 31 europeos fueron capturados y liberados meses después. También llevó a cabo operaciones similares aunque de menor envergadura en 2008 y 2010.

    Varias bodas

    Belmojtar llegó a trabar estrechas relaciones con los jefes de tribu locales e incluso se casó con varias de sus hijas. Todo ello en un norte de Malí convertido en verdadero santuario para los terroristas, una enorme extensión de terreno inhóspito y desgobernado donde ni los servicios de información occidentales han logrado indagar gran cosa o dar un golpe fuerte pese a saber que desde hace años es parada y fonda permanente para las células yihadistas.
    También ha participado en otros golpes históricos de la banda terrorista, como cuando con sus hombres asaltó la base militar de Lemgheti, en territorio mauritano, matando a quince de los hombres allí destacado.

    Vía: www.abc.es
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: El Bin Laden del norte de África Rating: 5 Reviewed By: Extremadura Digital
    TOP