728x90 AdSpace

  • Actualidad

    jueves, 11 de octubre de 2012

    Análisis de Resident Evil 6

    Por Juan Pablo Diaz Perez
     www.blogocio.net
    Una de las sagas más fructíferas para Capcom a lo largo de toda su historia vuelve a las andadas y no exenta de polémica. Resident Evil 6 es posiblemente la apuesta más ambiciosa de la compañía japonesa para este 2012. Una nueva perspectiva del universo Resident Evil repleta de novedades y viejas reseñas de las anteriores sagas que ha recibido criticas tanto buenas como malas. Hoy tomamos las riendas en Blogocio y os mostramos nuestro análisis. Adentrémonos en las entrañas de esta nueva entrega, preparad el arma y apretad bien los dientes.

    Resident Evil, la saga que acunó a los “Survival Horror”

    Hace ya tiempo desde que Capcom anunciara una nueva entrega para consolas de sobremesa de su saga más importante. Sin duda si hay que hablar de “Survival Horror” en el mundo de los videojuegos hay una saga que lo define considerablemente y esa es ‘Resident Evil’. Su primera entrega asentó en el mundo de los videojuegos un nuevo tipo de juegos en los que el terror, la angustia y los momentos críticos surgían a cada segundo que recorríamos en su aventura. La compañía logró asegurarse ese mismo éxito y estilo durante otras entregas y las posteriores partes nos trajeron un universo de terror y suspense que poco a poco enganchaba a los usuarios y como si de un Virus-T se tratase aumentaba el número de víctimas proporcionalmente logrando cifras de ventas espectaculares.

    Tras numerosos juegos de la saga muchos dicen que la cuarta entrega protagonizada por Leon Kenedy fue posiblemente la cumbre de la franquicia pero también el primer indicio de que Capcom pretendía llevar su saga por otros derroteros algo que se corroboró totalmente cuando Resident Evil 5 apareció en las tiendas. A pesar del nivel y calidad del juego el claro enfoque de la compañía hacia otro tipo de “survival horror” hizo que los estómagos de los fans mas acérrimos se revolvieran haciendo que estos lanzaran improperios contra el juego. Pese a sus ventas esta nueva entrega dejó un aire de que algo estaba cambiando y que muy seguramente los usuarios no iban a recibirlo del todo bien.

    Sin embargo las esperanzas volvieron a nacer cuando ‘Revelations’ apareció en 3DS, un nuevo título que conservaba todos y cada uno de los aspectos espirituales de los primeros juegos de la saga y los entremezclaba a la perfección con lo que habíamos visto en la quinta entrega. Fue entonces cuando muchos seguidores respiraron aliviados al ver que Capcom aparentemente había vuelto a retomar el rumbo tras unos años fuera de la ruta premarcada… hasta que llegó ‘Resident Evil Operation Raccon City” y todo se desplomo.

    Esta sexta entrega que analizamos hoy ha supuesto una nueva esperanza para los seguidores de la franquicia. La saga Resident Evil sigue en forma aunque ya os anunciamos que a pesar de ello los pensamientos de Capcom por seguir su propio estilo y no encasillar a Resident Evil en el género “survival horror” han hecho mella en esta nueva entrega. Comencemos en análisis de esta nueva aventura protagonizada por Chris, Leon y el misterioso Jake Muller.

    Tres estilos y un solo juego

    2013 se ha convertido en un año de terror en todo el mundo, el bioterrorismo es la principal arma de muchas organizaciones y los gobiernos intentan combatirlo a espaldas de lo que la gente conoce. Pese a ello numerosas organizaciones secretas crean y experimentan con armas biológicas para controlar países o atentar contra las vidas de los inocentes ciudadanos que viven ajenos a todo.

    Hablar de la historia de este nuevo Resident Evil es complicado sin caer en Spoilers ya que como sabréis el juego se compone de tres campañas, una interpretada por Leon Kenedy, otra por Chris Reitfield la tercera por Jake Muller que aparece por primera vez en la franquicia y que pese a que Capcom desde un principio desveló quien era no os lo contaremos aquí por si sois de los que han preferido guardar el misterio hasta abrir la caja del juego. Todos estos protagonistas estarán acompañados por otros personajes añadiendo así el aliciente del modo cooperativo tanto local como online para dos jugadores, uno de los puntos más sobresalientes de la aventura.

    Como os comentábamos el juego se compone de tres campañas todas disponibles desde el principio a pesar de que el prólogo lo protagoniza el propio Leon. Estas tres campañas nos ofrecerán tres perspectivas de la historia y acabarán cruzándose entre ellas. La duración media de cada campaña es de unas 10 horas aproximadamente (cada una se compone de 5 capítulos) dependiendo del nivel de dificultad que asignemos al juego. Por lo que en general el título tiene solo en su modo campaña unas 30 horas de jugabilidad, algo que a estas alturas es de agradecer en un juego de esta índole. Además hay que añadir que tras terminar las tres campañas tendremos una sorpresa más que grata al desbloquear una nueva historia de la que no os revelaremos nada en este análisis.

    Como ya os comentamos al inicio de este análisis muchos han sido los que han hablado sobre las virtudes y defectos de este nuevo ‘Resident Evil’ y muchos son los que han criticado la ausencia del espíritu de la saga para pasar a un juego mucho más “shooter” de lo esperado. En mi modesta opinión este nuevo ‘Resident Evil’ es un juego capaz de dar todo a todos pero no lo suficiente, sus tres campañas nos traen tres modos difentes de vivir la aventura y creo que puede gustar a todos los usuarios que lo prueben. Capcom se ha dejado la piel en pulir un título muy completo y al menos en el modo campaña lo ha conseguido pero no como se esperaba.
    Leon y Helena, la vieja escuela
    La campaña de Leon Kennedy y Helena Harper es posiblemente la más oscura de las tres que nos encontramos, el estilo de juego que podremos disfrutar aquí es muy parecido a lo que ya vimos en la anterior aventura de Kennedy en España. Pasillos sombríos, momentos de silencio inquietante, habitaciones oscuras etc. Sin duda Capcom ha intentado traer el espíritu de la saga a los cinco capítulos interpretados por el agente del gobierno norteamericano y su misteriosa compañera y lo ha logrado en parte.

    Y decimos en parte porque por desgracia es difícil a estas alturas sorprender a alguien en un título de esta índole. Es cierto que durante la campaña intentan por todos los medios crear un ambiente soporífero y angustioso con pasillos silenciosos llenos de ruidos, esquinas oscuras y numerosos escondrijos done parece aparecerá algo pero todo se queda en un quiero y no puedo.
    Esta campaña es lo más parecido a la vieja escuela de la saga que os vais a encontrar en el título pero no llega a lo esperado si es eso lo que buscáis. Por ello esta campaña a pesar de ofrecer momentos de oscuridad y suspense no llega a hacernos saltar del asiento ni a ver como nuestra munición es esencial y quedarnos sin ella puede ser nefasto. Las nuevas cualidades de Leon que nos permiten dar patadas y efectuar llaves como si de un experto karateca se tratara hacen que esos momentos que en otros juegos eran momentos de pánico se conviertan en escenas peliculeras al mas puro estilo Jean Claude Van Damme.
    En definitiva la campaña de Leon y Helena es lo más parecido a lo que muchos esperábamos pero acaba quedándose a medio camino a pesar de darnos momentos espectaculares y muy vistosos.
    Chirs y Piers, armamento letal
    Ya os hablamos al inicio del análisis de los diferentes derroteros que la saga ha ido tomando durante toda su andadura en el mundo de los videojuegos. Si a Leon y Helena se les ha intentado enfocar en lo visto en los primeros juegos de la franquicia el bueno de Chris se ha encasillado en otro aspecto menos “Hardcore” en lo que al espíritu ‘Resident Evil’ se refiere. Solo tenéis que hacer vuestras propias cuentas pero si os doy los componentes de la formula el resultado es obvio, los componentes son simples, soldados de élite + armamento militar + guerras de guerrillas es igual a la campaña de Chris y Piers.
    Sin duda olvidad todo lo visto en los anteriores juegos de la saga porque la campaña interpretada por el antiguo miembro de los STARS y su nuevo amigo nada tiene que ver con lo visto antes superando con creces incluso lo que pudimos ver en la quinta entrega.

    Redfield se las tendrá que ver ahora con soldados infectados por los experimentos bioterroristas y enormes experimentos en forma de armas biológicas descomunales por lo que los enemigos a los que nos enfrentaremos no serán los típicos zombis sino que veremos a “infectados” portando ametralladoras y todo tipo de armas. Una campaña a plena luz del día llena de trepidantes tiroteos y momentos de acción sin ningún respiro. Una campaña que a nivel narrativo ofrecerá algo menos que la interpretada por Leon.
    Jake y Sherri, algo diferente
    Sin entrar de nuevo en detalles para no desvelaron nada sobre Jake os comentaremos que quizá la campaña mas extraña y algo mas encajada con pinzas en todo el entramado del título sea esta. A nivel jugable estamos ante una campaña diferente donde se suman muchas de las cualidades de las dos anteriores y se mezclan de forma rara. Y decimos esto porque Jake posee ‘cualidades’ que otros no tienen y porque en este nuevo capítulo del juego tendremos que vérnoslas con enemigos que deberemos batir muchos de ellos cuerpo a cuerpo.

    También el juego tendrá momentos de acción como la campaña de Chris y momentos de suspense como la de Leon. Sin embargo a nivel narrativo quizá sea el que menos ofrezca y la aventura mas ‘sosa’ de las tres que nos encontramos en el título. No obstante al igual que las anteriores se cruza con las demás para acabar la historia en el mismo sitio que las otras. China es el epicentro de la aventura y allí terminarán todos.

    ¡No queda munición!, jugabilidad

    A nivel jugable este nuevo Resident Evil ofrece multitud de opciones, no obstante comenzaremos destacando las virtudes del juego, en primer lugar hay que admitir que Capcom ha acertado de pleno en añadir de una vez por todas la opción de poder disparar mientras andamos. Durante años los usuarios han demandado esta opción y parece ser que por fin se han decidido a implementarla en el nuevo título de la franquicia.
    Otro de los aspectos que se han mejorado notablemente es el de selección de armamento, o ayudas en la aventura. La interfaz es mucho más intuitiva y podremos cambiar de arma pulsando la cruceta o utilizar determinada granada sin tener que acceder al menú del juego, algo que pausaba la experiencia. También las conocidas plantas ahora pueden seleccionarse en el menú y aplicarse a la interfaz del juego para poderse dosificar mediante la pulsación de un botón algo muy de agradecer.Mencionar el sistema de evolución de personajes que nos permitirá implementar mejoras como golpes críticos, menor retroceso en armas, menos tiempo de carga etc. que iremos comprando con los puntos obtenidos a lo largo de cada capítulo.

    De nuevo la aparición del modo mercenarios hacen que las horas de jugabilidad se amplíen considerablemente pese a acabar la historia y si a esto le añadimos el modo online (ya sea cooperativo como competitivo con el conocido ‘agent hunter’ donde podremos ser zombis) estamos ante un título que ofrece numerosas horas de juego y con una vida considerable en lo que a contenidos se refiere. La campaña secreta, (posiblemente la que mas puzzles contiene de toda la aventura) que se desbloqueará tras superar las otras tres es también un aliciente más que notable para el juego.
    Sin embargo pese a todos esos añadidos este nuevo ‘Resident Evil’ tiene numerosos contras en su estilo jugable muchos de ellos podrían haberse pulido mucho mas y haber dado un toque mas notable al juego de Capcom.

    El primero de ellos es su aberrante sistema de coberturas, un sistema que en unas campañas afecta en poca medida pero que en otras se convierte en un autentico suplicio. Posiblemente Leon y Jake no echarán de menos el sistema pero en la campaña de Chris la cosa cambia. Los enemigos portan armas y más de una vez puede que necesitemos parapetarnos tras una cobertura para evitar ser abatidos. Lo cierto es que la implementación de dicho sistema no es tan simple como en muchos shooters en los que basta con acercarse a la pared y el protagonista se coloca solo en cobertura. Aquí deberemos pulsar un botón para parapetarnos y esto hace a veces (sobre todo cuando el escenario esta repleto de enemigos por doquier) un sistema demasiado engorroso.
    También la excesiva linealidad del título que en momentos lo convierte en un auténtico correpasillos hace que la aventura pierda algo de frescura. Lo peor de todo es que excesiva linealidad de la aventura hace que haya momentos esperpénticos como por ejemplo poder saltar una mesa por encima (pulsando el correspondiente botón) pero luego encontrarnos con una simple silla y no poder avanzar porque el escenario lo impide.

    Si a esto le añadimos un diseño algo torpe de los niveles donde a veces incluso cuando tenemos que buscar una llave para abrir determinada puerta lo que en otros juegos nos obligaba a examinar el escenario en busca de ella o retroceder para encontrarla ahora nos encontramos en primer lugar con el típico GPS que nos indica el punto al que deberemos llegar y a veces con una mala planificación en el escenario que hace que nos encontremos con la llave antes de llegar al sitio donde se necesita.
    Otro punto negativo es la planificación de los puzzles que nos encontramos en la aventura. Mucho mas escasos pero de una simpleza insultante y cuya resolución es puramente lineal, es decir, avanzamos en la aventura y encontramos piezas o soluciones para resolver el puzzle poco a poco.

    Para terminar volvemos a reincidir en la excesiva utilización de las acciones cuerpo a cuerpo. En las tres campañas se ha implementado con demasía este sistema que hace que si nos quedemos sin armamento sea mas factible abrirnos paso a patadas voladoras y puñetazos o llaves de yudo que intentar escapar de los infectados.

    Mejor en compañía, modo multijugador

    Este nuevo título de la saga nos ofrece multitud de opciones multijugador como ya os explicamos anteriormente. La primera de ellas es la opción de superar todas y cada una de las fases junto a un compañero ya sea online o a pantalla partida. Este modo quizá aumente un poco mas la dificultad puesto que si uno de los dos cae la partida habrá terminado (algo que es casi imposible en la campaña donde la CPU controla al otro personaje). Cabe resaltar los momentos en los que nos podremos encontrar con personajes de otra historia y que aumentan la partida de dos a cuatro jugadores simultáneos algo que se ha trabajado notablemente en el título de Capcom.

    El otro modo que tenemos disponible es el “Agent Hunter” donde controlaremos a uno de los infectados. Tendremos un amplio catálogo de enemigos y según aumentemos nuestro número de víctimas ampliaremos nuestro nivel desbloqueando habilidades extra y aumentando la diversión. Un modo que no obstante no llega a ofrecer todo lo que desde un principio se esperaba y que acaba haciéndose algo monótono.
    El último de estos modos es el modo Mercenarios que reaparece en la saga y que esta vez añade la opción de disputarlo junto a amigos además de solos. Los mapas pese a seguir casi la misma pauta que en los anteriores juegos de la saga son algo más intrincados y grandes. Este modo nos permitirá subir nuestras puntuaciones a Resident Evil Net para compararlas en los rankings online.

    ¡Creo que me han mordido!, apartado gráfico

    Si hay algo que no se le puede reprochar a este juego es su aspecto gráfico. Comenzando por unas impresionantes secuencias cinemáticas. Se nota que Capcom ha cuidado notablemente este aspecto y ha dotado al título de unos momentos cinemáticos de los mejores que hemos visto hasta el momento en esta generación de consolas.

    No obstante el problema de estos impactantes momentos podría llegar cuando pasamos al modo jugable, por raro que parezca el motor gráfico se comporta impresionantemente bien y aunque obviamente no alcanza el nivel de las cinemáticas el juego ofrece un aspecto visual sobresaliente al menos a primera vista. El diseño de los personajes principales de la aventura es esplendido como lo es el de los infectados, el impacto de las balas en sus cuerpos hace que se desprendan trozos de ellos impecablemente bien. Mencionar también el esplendido diseño de los enemigos de mayor tamaño muy en la línea de la saga.
    Los escenarios han sido cuidados a las mil maravillas y lucen llenos de detalles, al igual que los escenarios el tratamiento de luces es bastante bueno (aunque está un peldaño por debajo del aspecto gráfico general). Los efectos como el fuego o el humo son de gran factura y cumplen su función a la perfección.
    No obstante también hemos encontrado algunos defectos que hay que admitir son pocos. En primer lugar la bajada de calidad en las texturas de algunos escenarios que a veces ofrece un nivel inferior al conjunto general del juego. Muchos de los personajes secundarios de la aventura tienen un nivel de detalle netamente inferior al del resto, algo que queda un poco atípico cuando estamos junto a ellos.

    ¡Échame una mano!, apartado técnico

    A nivel técnico el juego cumple bastante bien, comenzando por los tiempos de carga que son casi inexistentes y que no entrecortan para nada el desarrollo del juego salvo los tiempos entre capítulos lo demás va casi del tirón. Algo mas largas si son las transiciones entre momentos cinemáticos e ingame que pese a ser cortas si se hacen molestas.
    La IA de los rivales cumple aunque a veces tiene demasiados claroscuros, sobre todo cuando estamos ante demasiados enemigos, muchos de ellos vagarán por el escenario como auténticos zombis (nunca mejor dicho) sin hacer nada incluso aunque los tengamos al lado y otros sin embargo tendrían una fijación por nosotros obsesiva.

    Nuestro compañero hace su papel incluso mejor de lo que se esperaba sacándonos muchas veces de momentos complicados, por ejemplo si nos quedamos sin balas y cargamos el arma a veces nuestro compañero nos dará cobertura. Otras veces si caemos en combate llegará a ayudarnos justo a tiempo antes de ser rematados por el zombi de turno.
    No obstante nuestra comparsa a veces pecará de demasiado servicial puesto que más de una vez se quedará rezagada acabando con todos los enemigos que dejamos atrás en el escenario lo que nos obligará a llamarla y esperar en la puerta o acceso de turno. También a veces cuando las rutas son algo menos lineales elegirán el camino menos “practico” para llegar a nuestro destino.
    Mención especial al nuevo sistema de guardado del juego, ahora será el título el que decida cuando guardar pero por desgracia los momentos de guardado están demasiado dilatados entre si, algo que hace que si decidimos seguir otro día quizá nos encontremos con la desagradable sorpresa de haber perdido unos 10 o 15 minutos de aventura que deberemos jugar de nuevo, el juego solo guarda cuando la conocida máquina de escribir aparece, los guardados de punto de control solo sirven para llegar a ellos si morimos.

    ¿Quién anda ahí…?, aspecto sonoro

    Este es el primer título de la saga que llega a las consolas de sobremesa en Castellano y lo hace con un apartado brillante. Comenzando por el impresionante doblaje del que el juego hace gala. Hay que admitir que al igual que ya vimos en la entrega de 3DS aquí en lo que a interpretación se refiere se han hecho los deberes muy bien.

    El juego goza de un doblaje impresionante a nuestro idioma donde veremos voces conocidas de la televisión de nuestro país. Leon está doblado por Lorezon Beteta (voz de Mulder en Expediente X, Jack en Perdidos), al bueno de Chris lo dobla Roberto Encinas que muchos conoceremos como la voz de Nathan Drake. Al misterioso Jake lo dobla Cholo Mortalla (Schofield en Prison Break), todo un enorme elenco de voces a nuestro idioma tanto en ellos como en ellas, voces conocidas como la de la protagonista de la serie 'Erase una vez' aparecerán para ofrecernos un gran trabajo de doblaje.
    Pero si sois de los amantes de la V.O. el juego aquí sigue ofreciendo un esplendido homenaje al trabajo bien hecho, Troy Baker, Matthew Mercer o Roger Craig Smith quienes interpretan a Jake, Leon y Chris respectivamente hacen un excelente trabajo.
    Si a esto le añadimos el impresionante nivel sonoro en las fases donde voces, alaridos, ruidos, crujidos, disparos o momentos de acción se entremezclen a las mil maravillas con el escenario haciendo que los efectos sean aún mas impactantes redondeamos un aspecto quizá casi perfecto para el juego de Capcom.

    Conclusión

    Seguramente muchos de vosotros habréis empezado leyendo este análisis con una sola pregunta ¿Sigue vivo el espíritu de la saga en este juego? ¿Voy a gastar mi dinero en balde si es un “survival horror” lo que quiero? la respuesta es muy simple, ‘Resident Evil 6’ no es un “survival horror” y el espíritu de los anteriores juegos no aparece ni para invitarnos a copas, no obstante es un gran juego de acción y suspense y que puede gustarte mucho si borras de tu cabeza la palabra "Resident Evil".
    Capcom ya anunció hace tiempo de que la nueva senda tomada por la saga quizá no gustaría a muchos pero la aparición de ‘Revelations’ hizo que algunos usuarios pensáramos que podría haber una pequeña esperanza y quizá llegará un juego que volviera a tener la esencia de los primeros títulos.
    Puede que Capcom haya cometido un error y es el haber querido contentar a todos en esta nueva entrega. Por ello el producto que ofrece es un gran juego pero que peca de ambicioso y que se queda a medio camino en muchos aspectos al haber intentado abarcarlo todo.

    No llega a ser un “shooter” en toda regla y por supuesto tampoco un “survival horror” por lo que el juego ofrece una experiencia en líneas generales notable pero sin llegar a la excelencia en ningún apartado salvo en el sonoro. Quizá estemos ante una experiencia demasiado cinematográfica para el gusto de muchos usuarios.

    No nos engañemos, el producto final de Capcom es un gran producto pero que atesora algunas lagunas notables, la jugabilidad tiene importantes altibajos como os comentamos aunque no entorpece el desarrollo general del juego que divierte y mucho, la excesiva linealidad de las fases y quizá la sobre utilización de algunos aspectos como los momentos QTE o el combate cuerpo a cuerpo dan al título un toque de “quiero y no puedo” en muchos momentos demasiado visible.
    Sin embargo en lo que al conjunto general se refiere el título es una gran obra, con momentos épicos, un impresionante apartado gráfico y un doblaje apabullante, además ofrece un modo online tanto cooperativo como competitivo más que impecable. Con tres campañas completamente diferentes en desarrollo y jugabilidad (mas una desbloqueable al final) el título es una gran propuesta si eres fan de la saga, no obstante te advertimos lo que llevamos diciendo a lo largo de todo el análisis, hace tiempo que Capcom decidió enterrar muy profundamente el termino “Survival Horror” de esta saga, esta sexta entrega ha supuesto la lapida definitiva a este género aunque es un enorme paso para lo que Capcom en mi opinión creo quiere buscar, que no es otra cosa que expandir la saga a todo tipo de jugadores.

    A favor

    • Apartado gráfico
    • Apartado técnico
    • Impecable trabajo de doblaje
    • Modo cooperativo
    • Numerosos modos y desbloqueables

    En contra

    • Excesivamente lineal
    • Algunos aspectos jugables
    • Sistema de coberturas insufrible
    • El diseño de algunas fases es algo torpe
    • Sistema de guardado
    • Se desmarca definitivamente del espiritu de la saga
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Análisis de Resident Evil 6 Rating: 5 Reviewed By: Extremadura Digital
    TOP