728x90 AdSpace

  • Actualidad

    viernes, 15 de junio de 2012

    Una selección española espectacular: El verdadero 9

    Definía Menotti, un enamorado de la "España que dejó de ser toro para ser torero", que "el gol es un pase a la red". A muchos les parecerá una definición cursi del momento cumbre, pero pocos goles encajan en tan lírica definición como el de Silva, el segundo de España. Porque eso, o mejor un soplo a la portería fue el trazo que dibujó el canario delante de tres gigantones verdes y un señor portero: levantar la cabeza, amagar, esperar y, con sensibilidad de artista, soplarla de zurda suavecita para superar la estirada a la derecha de Given un palmo más allá de donde llegó. Este gol salvó de cualquier duda el gran monólogo de España, pero quien fue el hombre de la noche se apellida Torres, bigoleador y referencia móvil arriba. Bienvenida. Adiós ansiedad con vistas a la portería y también al debate del 9, falso o no. Él es el verdadero 9 que estaba esperando Del Bosque y la afición, el mismo que entregó la Eurocopa hace cuatro años. 'The Kid' ha vuelto.

    Torres es movimiento y vuelve a ser más gol. Del 'Torres levantáte y anda' de Corea del Sur en el penúltimo ensayo se atisbaba ya la mejoría no sólo por volver a marcar tras un año de ley seca. Se notaba en su actividad veloz, en su forma de desmarcarse y hasta en su sonrisa. Lo publicó Del Bosque: 'Está eufórico'. También contra Italia, porque, pese a sus dos mano a mano mal resueltos con Buffon, su velocidad y desmarques crearon más vértigo y espacios entre los centrales italiano en 20 minutos que casi en los 70 anteriores. Ante Irlanda, Torres gastó gatillo rápido y se movió siempre con astucia y rapidez, en salsa. Minuto 4 y 'The Kid' trinca un balón en el área que porfiaba Silva, da un acelerón de cuatro zancadas con el balón controlado y, antes de quedarse sin ángulo, suelta un derechazo seco entre la cabeza y las manoplas de Given, que no esperaba el trallazo a quemarropa, casi a la media vuelta.

    Un gol con el valor de la sanación para quien marcó sólo 12 goles en 66 partidos (3.971 minutos) con el Chelsea, esos ingleses que le recordaban las horas y los miles de libras gastados sin anotar. Pero Torres no sólo fue gol ante Irlanda, sino movilidad pura, asociación, y movimiento entre líneas que hicieron sufrir en lo más profundo al frontón verde de Trapattoni. Con su concurso, los bajitos de España inventan más huecos porque se genera más espacio, por su capacidad arrastrar-defensas, y los 'carceleros' tienen que vigilar su espalda y estar atentos a sus demarques de ruptura hacia dentro. En fin, que se aclaran más los densos bosques de piernas que sin referencia arriba.

    El verso suelto de Silva: Fue un momentazo, cumbre y a cámara lenta, por cierto, coronado con un gol poético, un toque que gastó la suavidad del susurro. Silva gana el rebote del enésimo disparo de Iniesta que el meta Given rechazó. La coge con temple en el corazón del área, con un amago lanza como un fardo a un central al suelo, y, en vez de tirar, espera décimas que se nos hicieron minutos, y levanta la cabeza y..., ya con los tres defensores enfilados y en pie y un gran portero emboscado detrás, sopla el toque de gracia colocado y suave: el 'pase a a la red'. Aplaudan, pocas cabezas gastan tanta sensibilidad como Silva en su zurda.

    niesta, más mentiroso que Pinocho. Porque Iniesta se pasa la vida contando trolas a los defensas que le salen y que su menudo cuerpo, sus fintas y quiebros, frenazos y acelerones, va dejando atrás. El 8 de España es, de largo, el jugador con más talento químicamente puro del campeonato, y lo reafirmó con otra cátedra con pelota dominada e invención de tahúr. Si en vez de un balón le diesen una baraja casi siempre sacaría el comodín como pase después de darse la vuelta en un ladrillo con un balón al pie. Lástima que Jordi Allba se está animando poco a doblarle porque 'Magic' De la Mancha le puede servir delicias por su lado. Además, así arrastraría algún defensor de su campo panorámico de visión, también único. Si en Italia Pirlo toca mandolina de capitán, lo de Iniesta tiene que ver más con la del tahur travieso, te la enseño por aquí y me voy por donde me da la gana para entregarla donde nadie puedeí. Ningún jugador en la historia se ha asemejado tanto a un base de baloncesto, penetrando en las zonas pobladas y asistiendo al resto. A veces las pone hasta de reverso.

    El destajo de Given: 20 remates entre los tres palos que sufrió el portero irlandés son cuatro goles. Pero pudieron ser más sin sus reflejos y heroicidades, pese al doble frontón verde (dos línesa, 5 y 4) que colocó Trapattoni para su protección. El dinosaurio italiano de los banquillos, medio siglo de órdenes le contemplan, no ha parado de recordar esta semana al Barça-Chelsea de semifinales como posible asidero irlandés de los milagros. El partido se pareció a eso. Unos que inventan y otros que destruyen. Sólo que Torres lanzó el blindaje por los aires a la primera que tuvo y el campeón sopló y sopló hasta poner cuatro goles de diferencia. Además, no todas las veces va a sonar la flauta del defensivismo, 'patapum p'alante' y a rezar. Mejor para el fútbol, sin duda.

    Un empate vale a la campeona. Ya con el 9 en su sitio están los deberes hechos. A la campeona España le vale con el empate para pasar a la segunda fase. A partir de un 2-2, es primera de grupo haga lo que haga Italia. Del Bosque podrá dar minutos y confianza a tipos que se merecen jugar porque están en forma como Cazorla y Mata. Y que serían titulares en cualquier selección del mundo que no gaste intocables como Iniesta, Xavi o Silva... Ya ha dejado claro Del Bosque que España saldrá a ganar y no a especular. Croacia no tiene complejos y está viva... pero esta España con múltiples encantos saldrá a hacerle un gran favor a Italia.

    Vía: www.elmundo.es
    • Comentarios de la Web
    • Comentarios de Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Una selección española espectacular: El verdadero 9 Rating: 5 Reviewed By: Extremadura Digital
    TOP